cine/crítica

Regresión… recordando lo olvidado


Regresión

Regresión

Me gusta ser tonto. Adoro no enterarme de las cosas hasta el final, hablando de cine y películas por supuesto. Disfruto viendo una película sin querer adelantarme a los acontecimientos. Gracias a ello agradezco los finales que me sorprenden. Los giros que considero interesantes y el decir… ¿Cómo no pude haberme dado cuenta antes? Sí, soy tonto ¿y qué?

Watson y Hawke... el misterio y el investigador

Watson y Hawke… el misterio y el investigador

La última película de Alejandro Amenábar, Regresión, ha desatado los puntos de vista más extremos dentro de la crítica cinematográfica. Siempre suele pasar esto, pero cuando un director con tanto renombre como el que estamos tratando en esta ocasión estrena película, la crítica suele coincidir, esta vez no. Hay de todos los colores y sabores. Y es que Regresión choca con dos cosas, la impecable dirección y el tramposo (o inteligentísimo) guión.

Amenábar no es un director que se caracterice por desarrollar películas rápidas, si tensas, pero de ritmo pausado y medido. También por su costumbre en querer sorprendernos con historias que a muchos les parecerán tramposas, o como más de uno me ha comentado, queriendo tomar como tonto al espectador. En Regresión se introduce dentro de una historia real para retratarnos el tema de las sectas satánicas de los años 90 en Estados Unidos.

Rituales de miedo

Rituales de miedo

Las sombras y la oscuridad que enmarcan la películas nos embarcan en un juego de rituales satánicos que da miedo. En una investigación policial cada vez más desquiciada. En una joven (Emma Watson) asustada por su pasado. En la mente de un detective (Ethan Hawke) que va perdiendo la cordura frente a lo horripilante de los acontecimientos. La historia, quizás demasiado fría en todo momento, o te engancha o te aburre por ese distanciamiento que se genera en la seriedad de los personajes.

Regresión transporta a los personajes a un viaje al pasado, a la generación de recuerdos olvidados. Al encontrar la verdad tras un proceso psicológico demasiado intenso que puede crear desenlaces fatales. La mente, esa gran desconocida.

Criticas dispares ante una cinta que no es la mejor de Amenábar, el cual se aleja de un estilo personal, ofreciéndonos su película más “americana”. Con un reparto interesante y bien dirigido pero sin dejar huellas de algo que lo caractericemos como propio. El resultado no es nada malo, es más, la obra resulta interesante y, aunque podríamos decir que se exagera en muchos momentos, se me hace realista y eso, aunque a muchos les parezca frío o soso, me gusta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s