cine/crítica

Alma salvaje… pasos de redención


Alma Salvaje

Alma Salvaje

Todos tenemos momentos de duda, de autorreflexión, de perdición y de gloria. Según vamos creciendo los momentos vividos se van agolpando en nuestra cabeza generando todo tipo de reacciones. También existen situaciones que de repente aparecen y sus consecuencias nos envuelven en un vórtice de perdición y excesos. No quiero decir que todo el mundo pueda tener este tipo de problemas, la cuestión es que esos problemas existen y hay gente que se los toma de un modo u otro.

Paso a paso...

Paso a paso…

Alma Salvaje, la última película del director canadiense Jean-Marc Vallée, responsable de la oscarizada el pasado año “Dallas Buyers Club”, se aventura esta vez en mostrarnos el duro viaje que realizó a pie Cheryl Strayed, tras caer en el mundo de las drogas y el descontrol sexual tras el fallecimiento de su madre. Un recorrido de más de mil kilómetros a través de la costa oeste americana.

Un viaje en busca de una redención, una búsqueda interior y un nuevo comienzo. Cuando un lazo tan fuerte como el materno se rompe, las reacciones suelen ser duras… y en esa búsqueda de volver a reencontrar una paz interior es por donde nos vamos a mover en este trayecto. Gracias a una Reese Witherspoon, una actuación totalmente convincente y a un montaje muy bien llevado, Alma Salvaje se resuelve en condiciones.

Laura Dern es la madre

Laura Dern es la madre

Es ese montaje el que hace de la película algo interesante, pues no se puede hacer más con menos. En medio de esa travesía de calor sofocante o frío invernal los recuerdos son los que más pueden pesar. El recuerdo a una vida ya pasada, de violencia doméstica, de drogas, de una madre adorable, de divorcio con la sociedad, de enfermedad y muerte. Los recuerdos, animan o destruyen.

En esos recuerdos se encuentra esa gran madre interpretada por Laura Dern, que consigue mostrarnos todo ese cariño afectivo con muy pocos minutos en pantalla. Algo que le ha valido su segunda nominación al Oscar. Al igual que la interpretación protagonista, que ha llevado a Witherspoon a volver a estar nominada, recordemos que con “En la cuerda floja” ya consiguió su primera estatuilla.

Digna de mención es también la cuidada fotografía de Yves Bélanger, que repite con Vallée tras Dallas. Y su estupenda banda sonora, que no es original, pero combina temas clásicos de Simon & Garfunkel, Leonard Cohen y Bruce Springsteen entre otros.

Una película sencilla, con poco y mucho que contar. Una experiencia, un viaje, una redención, una salida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s