crítica

El rincón de Javier C.: “Paranormal Activity: Los Señalados”


Suma y sigue, Paranormal

Paranormal Activity: Los señalados

Paranormal Activity: Los señalados

Aunque no había visto ninguna de las anteriores entregas, y pese a que el género de terror me parece de por sí condenado a la vulgaridad –salvo en muy, muy escasas excepciones–, me animé a asistir al tan bien organizado pase de prensa de Paranormal Activity, de cuyos pormenores ya dio buena cuenta nuestro compañero Jovi.

No obstante, uno sabe a lo que va. Así que cuando se apagaron las luces ya me había yo desprendido de todos mis prejuicios.

Guapísimas las niñas

Guapísimas las niñas

Se dice por Internet que esta película posee obvias conexiones con el resto de la saga; pero sin duda puede verse de manera independiente sin merma para lo que se nos narra. En esta ocasión, ambientan el argumento en una familia hispana (¿o latina?), bajo cuya casa vive una santera adoradora de Satán. Los protagonistas indagan en el misterio que ésta esconde, después de que un compañero del instituto la hubiese asesinado sin un motivo claro. Como es lógico, la investigación pronto se convierte en un cúmulo de sucesos extraños, que capean como pueden hasta que se les terminan yendo de las manos.

El lector ya habrá supuesto que no aquí nada memorable. Los actores cumplen de sobra con la obligación de resultar naturales, realistas –me temo que esta palabra ya no dice lo que quería decir–, pero el principal artificio de la película, así como de la saga toda, aquello de emplear las grabaciones caseras como testimonio único de la historia, sencillamente resulta inverosímil en los tramos más intensos del metraje. No es razonable que a uno lo persiga media docena de brujas demoníacas, y que en plena carrera no deje de encuadrar el camino exacto por el que piensa escaparse. Los osados muchachos son incluso capaces de subir y bajar escaleras durante un ataque de pánico mientras sostienen con pulso firme la dichosa cámara. Que, claro, tampoco es plan de que la apaguen y escapen en condiciones, pero eso de ponerse premisas narrativas para vulnerarlas desde la escritura misma del guión no parece muy sofisticado que se diga.

Se le ha metido un pelo en el ojo

Se le ha metido un pelo en el ojo

No obstante, si salvamos estas pequeñas incongruencias, y somos indulgentes… entonces seguimos estando ante una mala película. Al principio tuve esperanzas de que se desarrollaran más algunos personajes; o de que la trama se volviera más compleja. Pero ni lo uno ni lo otro. Salvo, eso sí, los efectos especiales –qué menos–, perfectamente integrados en esas grabaciones caseras, y un par de detalles de buen gusto, los cuales no puedo menos que agradecer.

El primero, la ausencia de sonido extradiegético. En romance: no llegó luego un loco un post-productor para atronarnos con subidas de volumen en los sustos. No hay ni un solo sonido que no esté presente en la realidad de los personajes. En los tiempos que corren, tan dados a provocarnos sordera en vez de miedo, un detalle así se agradece.

El segundo detalle, que al menos la historia se toma en serio a sí misma. O al menos lo intenta.

En fin, una película para olvidar (que fue, sin embargo, número uno en USA).

Después de verla, no puedo esperar más a que estrenen la séptima parte.

Nota: 4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s