crítica

El rincón de Javier C.: Gravity


Gravity

Gravity

Que conste que Gravity me resulta encantadora desde antes incluso de empezar a verla. Eso de titular la película con el único elemento que está prácticamente ausente de ella me parece  (y no considero que los objetos orbiten como parte de la “gravedad” a la que se refieren) estimulante, y me acerco a ella con el respeto que me merece todo lo que dirija AlfonsoCuarón.

Clooney es Matt Kowalski

Clooney es Matt Kowalski

Pero uno, pese a sus buenas intenciones, sale del cine, y escucha sólo elogios, y en páginas famosas su nota media no baja del ocho, y ninguna voz parece reparar en sus defectos, y todos transigen con ciertos clichés del guión… y entonces uno amilana el entusiasmo para que hable por él, como pueda, la voz de la razón. O, sin llegar a tanto, al menos un discurso que parezca racional.

Digámoslo bien alto (no lo van a leer en ningún otro sitio): la causa de toda la tensión de Gravity me pareció inverosímil y bastante absurda. ¿Un país como Rusia destroza un satélite a misilazos, y los cachos van por ahí cargándose unas cuantas estaciones espaciales, y matan de propina a un par de soldados americanos, sin contar con las posibles bajas chinas y rusas mismas? ¡Vaya conflicto internacional! ¡Con muertos y pérdidas de millones de dólares! Lo lógico es pensar que tal cosa desembocara por lo menos en una tercera guerra mundial. Además, ¿no resulta evidente que, si pones trozos de hierro en órbita, y los lanzas a 39.000 km/h, colisionarán con todo lo que pillen por delante? ¿Y la NASA no puede calcular, ya no la trayectoria que siguen los cachos –según ellos, no van hacia nuestros protas–, sino siquiera saber si por el camino se van a zampar otra estación? Pues no, parece ser que no.

Pero también el crítico debe cuidarse de las imprudencias. Y, luego de razonar que el mundo no parece muy razonable, y que se suele reflexionar más al hacer arte que al hacer política, llega uno y se topa con noticias como estas dos: una y una.

Y se imagina uno a Cuarón leyendo el periódico en 2008 y diciéndose: “Caramba, ¿y si un astronauta tuviera que sobrevivir a esos trozos aislado?”.

Así que, tal vez, antes de que salga “Gravity dos: salvar a la soldado Ryan” en novedoso 4D disfrutemos de una hermosa guerra real a causa de imprudencias semejantes. Tiempo al tiempo.

Digámoslo aún más alto: nunca había visto yo nada igual en efectos especiales ni en fotografía; y sus semejantes (pasma ver lo bien que ha envejecido 2001 en cuanto a realización: salvo al final, con las lucecitas, el espacio parece salido de un documental; y lo mismo puede decirse de El árbol de la vida, que no casualmente el fotógrafo es el mismo que el de Gravity, y el director de efectos especiales el mismo de 2001: todo se entrelaza) no basaban toda la película en ellos, por importantes fuesen. Sólo en esta película encuentro justificado el 3D. Cada plano está construido bajo la idea de un espacio total, abierto a que las cosas se desplacen hacia arriba, abajo, izquierda, derecha, atrás o adelante sin limitación alguna, debido a lo cual nada ocupa un lugar fijo, y la sensación de estar flotando, como espectador, es absoluta. Cuarón consigue que uno forme parte de lo que ve; incluso tienes que cerrar los ojos cuando una pieza va hacia la cámara. El primer plano secuencia, a los que tan afecto es este director, se desarrolla durante más de 10 minutos, y todo fluye como si nada estuviera planificado. Técnicamente no es que sea una gran película; es que es un escándalo que deja atrás, por ingenuo, a cualquier otro director que haya querido recrear el espacio, o la tierra vista desde él.

Bullock es Ryan Stone

Bullock es Ryan Stone

Por desgracia, esta excelencia no se extiende al guión. Sinceramente: me importa un bledo que Sandra Bullock y el otro vivan, mueran, se volatilicen, o echen unas partiditas de cinquillo. Si ambos fallecieran a los cinco minutos, seguiría en la sala embobado ante el espectáculo celeste que se me ofrece. Los movimientos de los astronautas me parecen una excusa para que la belleza de la cámara y del desarrollo pueda desenvolverse en sitios distintos, pero los traumas o motivaciones de ambos me resultan de manual. Ella tuvo una hija, que un día se murió. Pues muy bien.

Sólo se me puso la piel de gallina cuando se cree perdida, y grita (sin que nadie pueda escucharla) que va a morir, que es raro saber que va a morir, y que tiene mucho miedo. Pero tras estas frases estremecedoras se lanza a hablar a su hija en los términos más tópicos posibles (apela a los recuerdos cotidianos: parecido a como lo hacía, con mejor resultado, Francisco Umbral en Mortal y rosa). Sé que algo de chicha ha de dársele a los seres humanos; no van a ser todo golpes, angustias y explosiones. Pero se nota demasiado que detrás de Clooney y de Bullock hay sólo guión para maquillar y que huela todo muy bonito, no personajes cuya esencia única añada de verdad algo al conjunto.

¿Qué decir entonces de Gravity?

Que merece la pena verla en 3D. Que es algo por completo extraordinario. Y que, por desgracia, se queda a un salto de la obra maestra total que pudo llegar a ser.

Nota: 6´9.

Anuncios

2 pensamientos en “El rincón de Javier C.: Gravity

  1. Totalmente de acuerdo contigo, es una película pensada para disfrutar de la calidad de la misma, pero ya. Es cierto que los efectos son espectaculares, y que ofrece imágenes preciosas.
    Pero la protagonista resulta sosa, isulsa, no llega al espectador. A mí me ponía nerviosa. Llega a la nave (la primera) se despelota, y se pone a echarse una siesta?? Tronca, que está George Clooney esperándote fuera!!!
    La trama me parece no sólo sosa, sino demasiado tópica: Los males de los americanos los han causado, como no, los rusos. Para empezar.
    Después recurrir al sentimentalismo fácil de “no tengo ganas de vivir porque se me ha muerto una hija”… Para dar pena debe ser. Luego se rinde y se quiere morir aullando como un perro… Esta tía es un coñazo, la verdad.
    No sé, muy poco trabajada esa parte (en mi opinión).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s