crítica

Nunca un NO fue tan positivo


NO

NO

Cuando una película te emociona, te eriza el vello, te despierta sentimientos y te motiva para indagar en el asunto que trata, significa que tiene algo. Y este NO tiene mucho. Desde las claras influencias de Mad Men en los primeros minutos, a la excelente interpretación de Gael García Bernal. Siempre he pensado que aquellos papeles que muestran la lucha por tu propio país, han de estar interpretados por nativos. Pero hay dos ejemplos en la actualidad que me desdicen, quizás el más conocido de Daniel Day-Lewis y su Abraham Lincoln y en el caso de esta película, García Bernal (mexicano) se mete en la piel de un creativo publicitario que lucha de una u otra forma por la democracia.

Gael García Bernal es el protagonista en NO

Gael García Bernal es el protagonista en NO

Poniéndonos en contexto habría que hablar que a finales de la década de los ochenta, cuando se llevó a cabo un plebiscito donde se decidiría si el dictador Pinochet se prolongaría en el poder. Pues la película trata de como se gestó la campaña del NO.

Centrándonos ya en la película, toda la atención es enfocada en García Bernal, en el publicista que intenta olvidar sus penas en su trabajo y que tiene un hijo que es todo lo personal que necesita. Su rostro serio, recio, a veces amargado, incorruptible, aporta una barrera, un frontón que todo rebota y no le afecta, no le afecta ni siquiera la detención de la madre de su hijo. De esta forma mientras la campaña del NO iba resquebrajando la estructura de la dictadura, la pared metafórica de la cara de René (García Bernal) se iba rompiendo.

Su guión y diálogos son brillantes, sin duda enriquecidos por la brillante expresión oral de los chilenos, calmada, pausada, clara, limpia, excelente. Sin embargo hay veces que es difícil seguir las conversaciones gracias a las expresiones chilenas como chucha, huevada, etc.

Y para acabar y sirviendo de introducción a la pregunta, es clara la madurez interpretativa de García Bernal, pero, ¿cuándo Gael García Bernal tuvo su punto de inflexión para pasar de ídolo adolescente de “Amores Perros” o “Y tu mamá también”, al actor maduro y coherente de “NO”?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s