Sin categoría

Bel Ami: Historia de un seductor… ambicioso y amargado


Bel Ami: Historia de un seductor

Bel Ami: Historia de un seductor

George Duroy es joven, guapo, atractivo, encantador, ambicioso, aprovechado, inteligente, traidor, mentiroso… La historia de George Duroy es la historia de un hombre que supo aprovechar su belleza para ganar dinero y posición social en un ambiente de ricos. Tras dos años luchando en Argelia vuelve a París donde no le espera un futuro muy alentador, hasta que se encuentra con un compañero de batalla que lo ayuda a encontrar trabajo contando “batallitas de guerra” en un periódico parisino muy importante.

En esta andadura conoce a tres mujeres, tres féminas con las que jugando bien sus cartas podrá llegar a donde el quiera y es que esta es la historia de Bel Ami, como lo apoda la hija de una de esas mujeres, es la historia de un seductor.

Interpretado por el, siempre pálido, Robert Pattinson, su personaje nos muestra una cara de eterna amargura, sin chispa, pero con sentido. El papel le obliga, de nuevo, a mostrarnos un personaje sin sangre, sin sentimientos, al que “chupar la sangre” de los demás le motiva y le anima a seguir adelante con su plan. Llegar a los altos puestos de una sociedad movida por la traición y el ansia de poder.

Y es que la historia de Duroy con Madeleine “The Bride” Forestier, la amiga de Casper y Kristin Scott Thomas no es lo único importante, entre medias se nos habla del “cuarto poder”, ese poder que se llama periodismo y que es capaz de derrocar a un líder y movilizar a las masas… un periodismo, desgraciadamente perdido en la actualidad, movido más por los intereses políticos de unas y otras editoriales, mucho más interesadas que en contar la verdad.

La cinta es la adaptación de la obra escrita por Guy de Maupassant en el año 1885 y está dirigida por dos novatos Declan Donnellan y Nick Ormerod los cuales se emplean en desarrollar una película con una fotografía bastante interesante, una banda sonora que ambienta muy bien toda la cinta y una historia un tanto floja. Floja porque no avanza, floja porque se espesa y se hace bola, no deja tragar. Se hace lenta y cansina, por muy grandes que sean los actores. Fallida en mi opinión.

La ambición de Duroy se ve, se ven las intenciones y la mala leche del protagonista, pero podría haber sido todo mucho más intenso y no tan cansino. La película aburre en ocasiones y cuando acaba la olvidas. Una pena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s