Sin categoría

Dos en la cartelera y un montón de spoilers: Remakes, secuelas… desafíos totales


Once Upon a Time… Un mundo en el que las ideas eran bastante originales y se regían por unos, no escritos, diez mandamientos, de los cuales el más importante era: si vas a tocar una idea asegúrate de mejorarla o presentarla de forma bien distinta. Tiempos éstos ya lejanos, desacreditados, igual inventados, porque sabe el dios del cine que Gus Van Sant ni tan siquiera tenía conocimiento de lo anterior cuando le entró la “Psicosis“, que los titanes nunca se llegaron a imaginar que estarían tan vilipendiados, que las norteamericanas llamadas perdidas se quedarían sin cobertura, que los “funny games” acabarían por no ser inquietantes, que los monos y su planeta tan poco desasosegantes terminarían siendo, que había que tener ojo para no quedar en evidencia haciendo el idem, que luchar de nuevo a favor del baile en un pueblo poco “bailongo” no tenía porqué, que el trío de seises , según se mire, no era para tanto, que las que lo parecieron finalmente no fueran tan diabólicas, que si abríamos los ojos nunca los cielos serían color vainilla, que las chicas nacidas ayer no debieron hacerlo de nuevo, que por muchos virus que tuviera el perro, seguía teniendo un mismo collar, igual más de todo a cien, que por muy dark que fuera el water ni huella dejaría, que las verdaderas huellas dejan huellas imborrables e irrepetibles, que intentar ganar a las nueve reinas era del todo criminal, que los vigilantes nocturnos no temen a las sombras de la noche, o que los hombres de mimbre tampoco era necesario que volvieran a arder.

Remakes y más remakes

Remakes y más remakes

Hubo una etapa en la que las secuelas surgían tras el éxito, esperado o repentino, de una cinta con su, apadrinado, loco-policiaco, ciborg, futuro-pasado, arqueológico, paralelamente realista o bicho-malo, final, pero final a fin de cuentas. ¡Qué tiempos aquellos en los que leías “The End” y de entrada pensabas que era cierto!

Erase una época en la que se contaban por pares las traslaciones cinematográficas de una misma, volcánica, “conquistona”, apocalíptica, “capotiana”…, idea. O en la que las aventuras cinematográficas fueron avisados seriales gracias a la búsqueda de un anillo o el vistazo al pasado de esa galaxia que no quedaba, precisamente, a cinco minutos andando.  Siendo el presente que nos ha tocado vivir un terreno abonado para el remake, apoyado por aquellos que creen que el público fue creado a imagen y semejanza de la olvidadiza “pececita” Dory.  Por cierto, que esperemos esté en la secuela de “Buscando A Nemo”, ya a la vuelta de la esquina.

A vueltas con relatos del que inspirara “Minority Report” o “Paycheck”, de entre un buen lote de propuestas, ha llegado a la cartelera, y por ende a “Dos en la cartelera y un montón de spoilers” “Total Recall” o “Desafío Total”, porque tanto monta, monta tanto… quizá no. En fin, evitando la repetición hablemos de nuestro evidente programa doble de hoy.

Mientras que la primera, es decir la que dirigió el que también en breve verá otro de sus clásicos revisado, “Robocop“ , nos hace viajar a un Marte, muy poco oxigenado y repleto de alienígenas, algunas con sorprendente profusión de glándulas mamarias y otros con parecidos extraordinarios con expresidentes catalanes; que se llevó, sin posible competencia, el tío oscar a los mejores efectos visuales y nuestro más sincero agradecimiento por confundirnos, mezclando perfectamente realidad o “paradisiaca” invención, en la sala de cine. La que protagoniza el que, como siga así, se va a convertir en el rey de los “remakes“, sólo hemos de recordar el daño que se ha hecho recientemente a nuestra adorada “Noche De Miedo”, es simplemente una hiperbólica cinta, a rebosar de magia digital y conceptos ya utilizados, por ejemplo, en “Blade Runner”, léase lluvia insistente, punto nipón y pelón a cántaros, en “La Guerra De Las Galaxias”, fíjense bien en las hordas de soldados sintéticos, y en un devenir sube-baja a lo “El Núcleo”.

Punto y seguido, como seguro dijeron los guionistas al final de “El Legado De Bourne”, de primeras.

Desafío total

Desafío total

Cosas que nos siguen molando: “El Último Gran Héroe” estaba en la noventera película flanqueado por un par de contrapuntos perfectos, recordemos: una morena arriesgada y una rubia “requetemala”, lo que lo convertía en una suerte de Don Hilarión capaz de echarle narices a la extracción, a corazón abierto, de una “pelotita” con la que ¿quién dice que no? hubiese podido jugar Chaplin.

En cambio, la últimamente estrenada con su nombre original en inglés, dato este que nos lleva a pensar que igual deberíamos estudiar más inglés para que no nos den gato por liebre,  tomándonos así el pelo con sólo no traducir el título… Hablando de pelos, frase que en muy poquísimas ocasiones suponemos que utilizo Yul Brynner (otro de los reyes del remake junto al indiscutible Richard Gere y su “ Infiel “, su “ Hachiko “, su “¿Bailamos?”, su “ Entre Dos Mujeres “, su “Sommersby”), la cinta protagonizada por el que las pasó canutas gracias a la puñetera “prueba”, sí deja claro algo, y volvemos al redil capilar que aquí no nos mola demasiado,  es que las morenas, si son malas de solemnidad, llegan hasta el final de la “peli”, para cabreo pertinente de las morenas por defecto buenas.

Total Recall

Total Recall

Además de que si quieres invadir no te has de andar con remilgos o que ya puestos a copiar, bueno… vale… hacer un remake, hay que evitar tener contemplaciones, alejándose de la loable opción de sacar una, si no del todo nueva, si al menos lo suficientemente lavada cara a una idea ya utilizada, como sí que se hizo, en su momento, con casas encantadas que pasaron a ser moradas del miedo, mafiosos que volvieron para enseñarnos el precio del poder, muertos que siguieron amaneciendo estupendamente, vaqueros que en realidad nacieron como samuráis, despeinadas niñas “empapaítas”, y reflejos, que no dejaron de darnos miedo, valores de ley que se mantuvieron al alza, momias resucitadas para  la aventura, colinas que acabaron teniendo sanguinolentos ojos, mosca y cosas que no dejaron de presentarse como inquietantes moscas y cosas, deliciosas Martas que mantuvieron el buen buqué a pesar de estar sin reservas, tenientes corruptos igual de revirados, hombres solteros con bebés igualmente divertidos a ambos lados del charco, matanzas tejanas acertadamente transformadas en cárnicos festines morbosos y estilosos, trenes que siguieron teniendo vaquera puntualidad “Yuma“, pirañas que conservaron su “pirañon” descacharre, niñas vampiro que no dejaron de ponernos en duda al querer invitarlas a entrar, últimos hombres que volvieron a estar solos ante el peligro, míticos gorilas igualmente enamorados de la chica rubia, o asiáticos juegos sucios que el dieron, por fin, el Oscar a Martin.

Y llegaran nuevos “Poltergeist”, “Cortocircuitos”, “Chips Prodigiosos”,“Líneas Mortales“, “buscados corazones verdes”, guardaespaldas… Nuevas entregas de “Transformers”, “Gremlins”, quizás “Indianas”… Original ó copia, único o capitular, verdadero o falso, sueño deseado o pesadilla recurrente, desafío total  ¿a qué? Vayan ustedes a saber.

Programa doble suma y sigue: “Desafío Total” y “Total Recall”.

C.

 

Un pensamiento en “Dos en la cartelera y un montón de spoilers: Remakes, secuelas… desafíos totales

  1. Pingback: Dos en la cartelera y un montón de spoilers: Roma, ciudad eterna « Desde el 15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s