Sin categoría

De Nicolas a Sarkozy (by Cintas Perdidas)


Desde Cintas Perdidas, esto de la hermandad entre blogs es una maravilla, nos llega la crítica, esta semana, de “De Nicolas a Sarkozy“, en la que podremos ver (y creer si se quiere) como el presidente de la República francesa llegó hasta donde está hoy. A ser el presidente. Sin más dilación, aquí la tenéis:

Cartel francés... mola más

Hipocresía, arribismo, falsedad, demagogia y cinismo son los ingredientes necesarios para hablar de talento. Del talento del político, claro –aunque no exclusivo de su clase-. Vivimos los tiempos de la indecencia política, dónde resulta difícil encontrar algún ciudadano de a pie que siga dando crédito a nuestros gobernantes; tiempos en los que amargamente hemos descubierto que cuando una de sus voces parece comprender nuestro malestar, tan sólo está recitando lo que queremos oír para ver si así callamos de una vez nuestras quejas.
Nicolas Sarkozy pertenece a esta casta, y así lo podemos ver en esta acertada radiografía de su persona y ascenso al poder filmada por Xavier Durringer. Una película con unos diálogos inteligentes, sátiros, veraces, que el propio director se afana en afirmar que “son inventados” –no sin antes sentenciar que Sarkozy es “el rey de la farsa”-.
 
 La película nos enfrenta ante los entresijos de cualquier campaña electoral, (en este caso, la campaña de un Sarkozy aún ministro de Interior) destapando todas sus bajezas y mentiras con el fin de llegar a la meta el primero. La importancia de vender una determinada imagen, de convertir el clamor popular en número y adoptar un discurso u otro conforme a dicha cifra; el espionaje al contrincante político con el fin de airear sus trapos sucios, el clientelismo de los medios de comunicación –atrasar o incluso embargar una información perjudicial mediante una llamada- son algunos de los elementos que forman parte de unas elecciones.
Todo esto es contado de forma natural, realista, sin artificios y con un necesario humor cáustico. Sin embargo este “Juego de Zorros” no sería tan interesante y apreciable sin el reparto adecuado: Bernard Le Coq, Samuel Labarthe y Florence Pernel –todos desconocidos para mí hasta ahora- están más que correctos en sus interpretaciones de los secundarios Chirac, Villepin y Cécilia Sarkozy.
Pero quien se ha de llevar la admiración del respetable es Denis Podalydès, quien a pesar de no parecerse mucho físicamente al presidente galo, consigue no interpretar a Sarkozy, sino SER Sarkozy: los gestos y movimientos son calcados a los del Nicolas real, haciendo muy creíble las idas y venidas de ese pusilánime incapaz de luchar por el amor de su mujer, pero hábil a la hora de utilizarla como arma política; de ese mezquino perro viejo de la política que no se va a dejar aplastar por muy grande (o alto, je) que sea su rival.
‘De Nicolas a Sarkozy’ es una buena película sobre el mal estado de la clase política, capaz de sacarte un puñado de sonrisas con sus sátiras, bien planteada e interpretada. Es por tanto, una buena opción para rascarse el bolsillo este fin de semana.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s